Innovación y el reto del diseño para la perdurabilidad de las empresas: ¿Cómo aprovechar las herramientas de diseño para la estrategia de innovación de la empresa?

La innovación no es un tema reciente, Godin (2008) reseña que desde la antigüedad, el concepto de innovación ha estado marcado por una fuerte connotación relacionada al cambio, sin embargo es solo hasta la época moderna, que las empresas y los Estados apoyan la visión de la innovación como un punto de partida y de llegada para el éxito económico.

Sin embargo,  la innovación tendía a confundirse con desarrollo tecnológico o sofisticación de procesos, dejando de  lado la potencialidad de innovar también a nivel de organización o mercado. Esta situación la cambia el Manual de Oslo, editado entre la OCDE y Eurostat (2005), con el que introducen cuatro tipologías de innovación: producto (bien o servicio), proceso, organización y mercado, a la que se suman las corrientes que hablan de la innovación social.

Ahora bien,  cuando el panorama de lo que puede ser innovación se amplia, también conlleva un reto organizacional para la empresa lograr transformar sus ideas en verdaderos resultados de innovación, es decir, ¿cómo la empresa logra introducir “nuevos o significativamente mejorados” productos, procesos, métodos organizacionales o de mercadeo?

El reto más que en la exploración de nuevas ideas o la concepción de ideas muy buenas, consta en la aplicación real y el alcance que estas puedan tener. Es allí donde el diseño encuentra la forma de convertirse en una herramienta estratégica, vista desde la multiplicidad de metodologías para que en cada fase del proceso de exploración y explotación de ideas, se llegue no solo a un buen concepto sino a un sistema de valores añadidos tanto para el cliente, la empresa y las partes interesadas.

Lo menciona Fraser en su libro Design Works (2005), las metodologías de diseño pueden ayudar a construir la estrategia adecuada para traducir ideas en modelos de negocio. Si se examina una a una las capacidades de innovación, por ejemplo las tres mencionadas por Teece (2009): exploración, explotación y reconfiguración; y se relacionan con el diseño estratégico, se puede observar que existe una correspondencia.

En el caso de la exploración, el diseño aporta una concepción desde el universo que es cada persona, aporta una perspectiva más humana, centrada no solo en información estadística sino cualitativa, que más allá de la búsqueda de un nuevo producto o servicio, busca la creación de un propósito entre la empresa y su cliente.

En el apartado de la explotación de ideas, más de una metodología del diseño permite hacer tanto una explosión de ideas y conceptos, como el proceso más estructurado de selección de la idea ganadora, como estructurar realmente la innovación en algo tangible, bien sea para llevar al mercado o para implementar en la organización.

Y finalmente, el diseño estratégico, conlleva también un proceso de reconfiguración, que más que un resultado de haber aplicado innovación en la organización, es un hacer transversal, en la medida que la empresa considera introducir el diseño en su estrategia, considerándolo no solo una estrategia sino un valor de la organización, se reconfigura la forma de hacer las cosas, ya no solo es la innovación que se hace una vez para siempre, sino un movimiento continuo que lleva a la exploración y explotación constante de ideas, en todo momento y con cada objetivo.

Es así como el diseño desde sus metodologías, herramientas y prácticas, se convierte en un aspecto estratégico de la organización, cada día haciendo más evidente su contribución a la innovación, no solo como resultado sino también como cultura.

Trabajos citados

Fraser, H. (2005). Design Works: How to Tackle Your Toughest Innovation Challenges through Business Design. Toronto: Rotman-UTP Publishing.

Godin, B. (2008). Innovation the History of a Category. Quebec: CSIIC. Documento de trabajo.

OCDE; Eurostat. (2005). Manual de Oslo: guía para la recogida e interpretación de datos sobre innovación. Paris.: Tercera edición. OCDE y Eurostat.

Teece, D. (2009). Dynamic capabilities and strategic management: Organizing for innovation and growth. . Nueva York: Oxford University Press.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s